Martes, Agosto 22, 2017

Cocinar para ti

LOGOCOCINAR Cocinar para ti (Interpretando recetas)

Cómo y dónde catar agua

COPA AGUA

Sí, aunque para muchos aún resulte un tanto increíble, desde hace un tiempo se ha instala esta moda en los más prestigiosos restaurantes y hoteles.

Catar agua no tiene porque ser una especialidad gourmet, aunque sí requiere de algunos conocimientos básicos. Como ya sabéis, no todas las aguas son iguales; esa es la primera lección. Aprender a degustarlas, el mayor desafío.

Y es que aunque todos los manuales escolares nos han enseñado que el agua es inodora e insípida, los mejores sumilleres hoy nos enseñan lo contrario. La variedad de aguas que el mercado de envasados nos ofrece difiere según su origen, su mineralización o su pH. Para realizar una cata de agua correcta, será preciso anotar el porcentaje de sal, de sodio, de bicarbonato y de calcio que caracteriza a cada uno de los productos.

Pero ¿cómo degustamos esos valores? Bueno, podemos empezar tratando de notar el pH, que aunque se nota menos, si agua resulta muy ácida, lo notarás en ambos lados de la lengua. Los expertos aseguran que la cata de agua es similar a la de vino, la cual consiste en detectar los sabores básicos. Así que podéis iniciarte tratando de detectar los sabores básicos: salada, dulce, ácida, amarga…

Para que sea más fácil, podéis recurrir a cualquier buen restauran, donde poseen cartas de aguas; que seguramente te ofrecerá entre cinco y ocho marcas. Una vez allí, el sumiller te recomendará el agua que mejor acompañe lo que has decidido degustar. Los más entendidos sabrán que también debe tenerse en cuenta el ciclo del agua que estáis bebiendo; ya que existe una estrecha relación entre el sabor del agua mineral y el terreno del que surge, pues el manto vegetal o bosque superior es responsable del gusto y aroma del agua emergente.

Recordemos que el agua mineral natural conserva sus características minerales y biológicas. A saber: olor, color, turbidez, sabor, y sedimentación. Lo mismo sucede con aquellas aguas provenientes de un manantial, aunque en estas es menor la riqueza mineral. Dentro del origen de las aguas envasadas, también debemos considerar el agua potable, sometida a tratamientos que garantizan su estabilidad bacteriológica.

Fuente: http://www.agua-mineral.net/

Este sitio usa cookies de terceros para mejorar la navegación, no se recogen ni guardan datos personales de los visitantes de esta web. Este aviso responde a la legislación actual Europea de obligado cumplimiento, mira nuestra política de pricacidad.

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information